Por: Equipo – El Mecapal

Hace 12 años la mayoría de quetzaltecos miraban con beneplácito que Jorge Rolando Barrientos Pellecer, conocido popularmente como “Mito”, recibiera de Rigoberto Quemé Chay la vara edilicia; obtuvo el poder con la bandera amarilla del Partido de Avanzada Nacional, PAN, y llegó para quedarse por una docena de años en la que los aplausos de aquel 15 de enero de 2004 fueron substituidos poco a poco por el rechazo, que se reafirmó el reciente 23 de enero de 2016 cuando los medios de comunicación locales y  nacionales dieron a conocer que el Juez Felix Sontay del Juzgado “D” de Turno de Primera Instancia Penal de Quetzaltenango dio arraigo a Barrientos junto a 15 exintegrantes del Concejo Municipal y al tesorero Mario Menchú, esto sucedió un día después que el actual alcalde de Xela, Luis Grijalva,  denunciara en el Ministerio Publico, MP, un faltante de Q4 millones 177 mil 971.78 ya que no coincidían los documentos contables entregados por el anterior concejo con el estado de cuenta de los bancos.

Por doce años algunas cosas disminuyeron en la vida pública de Barrientos y otras aumentaron, mientras transcurría su tercer período al frente de la municipalidad entre  2012 y 2016, los hermanos Gramajo Tucux le acompañaban como su sombra, principalmente Aníbal el exconcejal, pero en los últimos días de su gestión se le observaba solo. Así se le vio el día que brindó su discurso de despedida en el programa “Desayuno con el Alcalde”. De 2004 a 2016 una silla especial esperaba a Barrientos en todos los eventos importantes de la ciudad Altense pero los últimos cuatro meses dejó de estar en la lista de invitados luego de que el 7 de diciembre de 2015 el Tribunal Supremo Electoral, TSE, oficializara el triunfo del nuevo alcalde Luis Grijalva del partido Encuentro Por Guatemala, según los datos del TSE ganó la alcaldía con el 33.40% de los votos. A partir de ese día, después de 12 años como Alcalde, Barrientos tuvo menos invitaciones y más acusaciones.

12699075_10153308852807093_1858275631_o
Barrientos se postulo a la alcaldía en las pasadas elecciones con el partido político Todos. Soñaba con cumplir su cuarto periodo al frente de la municipalidad de Xela. Foto: El Mecapal.

Previo a ser alcalde, fue diputado del Congreso de la República de Guatemala por el PAN, es bisnieto de Alejandro Montes quien fue alcalde de Xela en 1912 así como nieto de Crisóstomo Barrientos, también jefe edil en 1930.

Los memes y apodos que el pueblo le dio también incrementaron en los últimos años, el más famoso “Osito Bimbo” se lo ganó gracias a su sonrisa placentera y su carácter bonachón que no faltó hasta en momentos críticos, “Alguien puede entrar muy enojado a su despacho y salir complacido con una sonrisa”, dijo Rodrigo Villatoro, uno de sus asesores en el 2013 al diario El Periódico para el artículo “EL mito de “Mito” Barrientos”.

En 2012 Barrientos empezó su tercer período al frente de la comuna, las principales comisiones municipales quedaron a cargo de sus concejales y síndicos más cercanos; Carlos Prado, exconcejal primero fue el responsable de la Comisión de Finanzas, Carlos Illescas, síndico tercero encargado de la Comisión de Infraestructura; Aníbal Gramajo, concejal cuarto a cargo de la Comisión de Energía y Maximiliano de León, concejal segundo responsable de la Comisión de Transportes. Mientras ellos se repartían el poder, el #mitocumplileaxela invadió las redes sociales, los ciudadanos se quejaron por esta vía de las inundaciones, el desorden vial, el caos en mercados, los hoyos en las calles, la irregularidad en los servicios públicos y la falta de acción del Concejo Municipal al que también señalaban por no exigir que al Gobierno central la conclusión de obras como el viaducto de Avenida Las Américas. Barrientos se defendió asegurando que las acusaciones eran un móvil político, aunque reconoció que los ciudadanos estaban manifestando sus quejas y peticiones.

Los reproches de la población no eran injustificados, de acuerdo con una auditoria de la Contraloría General de Cuentas, CGC, se supo que del 1 de enero al 31 de diciembre de 2012 la municipalidad de Quetzaltenango realizó transferencias presupuestarias por Q8 millones para efectuar pagos a personal temporal, mantenimiento y reparación de maquinarias y equipos además de estudios e investigaciones y proyectos de factibilidad, lo que hizo que se dejara de ejecutar el proyecto “Mejoramiento calle pavimento Avenida Las Américas entre zona 3 y 9”, esto pese a que el artículo 238 de la Constitución Política de la República de Guatemala establece que “No podrán transferirse fondos de programas de inversión a programas de funcionamiento o de pago de deuda pública”.

12669376_10153308843397093_451079122_o
“Mito” reino durante doce años y no logro solucionar los problemas básicos de la ciudad. Foto: El Mecapal.

En el 2013 la situación empeoró para Barrientos y su corporación municipal ya que vecinos de la ciudad altense junto a delegados de la Cámara de Comercio y de la Plataforma Ciudadana por la Transparencia se pronunciaron ante la falta de acción de la Municipalidad por los problemas que aquejan a la mayoría de ciudadanos como el transporte público, la basura, los baches y mal manejo del presupuesto, entre otros.

La auditoría financiera de la CGC del 1 de enero al 31 de diciembre de 2013 reveló que se encontraron inconsistencias en los saldos bancarios de las cuentas de la Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango, EEMQ, por lo que se ofició al Ministerio Púbico, MP, además se denunció en esta entidad por parte de la CGC la falta de documentos contables de la EEMQ.

El último período de Barrientos de 2012 a 2016 estuvo marcado por antejuicios de todo tipo; de la docena que tuvo en sus 12 años en el poder 9 fueron en los últimos 4 años. Una niña, mujeres comerciantes, un diputado y la CGC, son algunos de los denunciantes en los antejuicios contra Barrientos.

En septiembre del 2013, la Sala Quinta de Apelaciones del Ramo Penal retiró la inmunidad a  Barrientos por un faltante de Q1 millón 800 mil en una cuenta bancaria de la EEMQ, que comenzó por el hallazgo de la Contraloría General de Cuentas tras realizar una auditoría en el 2012. El hecho de que Mito perdiera la inmunidad fue una noticia que trascendió pero sólo quedó en una noticia, hasta ahora no se ha visto a Barrientos en los tribunales sentado en el banquillo de los acusados.

Las causas que motivaron las denuncias son diversas, la ex pequeña flor del pueblo Dayana Cotí denunció atropellos en su reinado así como en la entrega del mismo; Saúl López, abogado de Quetzaltenango lo señaló de ceder terrenos municipales; el diputado Amilcar Pop, quien presidía en el 2013 la Comisión de Probidad lo acusó de no entregar documentos para fiscalizar las finanzas de la comuna; la CGC lo acusó por anomalías en Casa No`j y por tener como empleado municipal a un hermano del ex concejal Aníbal Gramajo; Tony Guzmán y los integrantes del Colectivo Vos han señalado que se debe investigar a Barrientos por las anomalías en su administración, el pueblo también lo pedía en las manifestaciones de Renuncia Ya, pero hasta ahora la pregunta continúa ¿Fue honesto durante su gestión Mito o tiene cuentas pendientes con el pueblo y la justicia?

Después del arraigo en su contra, el exalcalde argumentó que el faltante no existe porque todo se trata de una diferencia contable del 2006 y que fue denunciada en el 2008, han pasado 8 años, se terminó su reinado y hasta ahora no hay cuentas claras ¿Qué Paso?.

No hay comentarios

Dejar respuesta