Por Gustavo Rodas

Los fotógrafos, escritores y exploradores franceses, Christian Puech y Corinne Mea visitaron por cuarta vez el país y realizaron una exposición de fotografías y una charla en el centro cultural Casa Noj de Quetzaltenango y en el museo TZ´UNUN  YA´  de San Pedro La Laguna, Sololá.  Esta galería es titulada “Poblaciones y culturas el peligro de extinción” la cual retrata a cientos de hombres y mujeres de diferentes países que a pesar de todos los impedimentos aún conservan y sobreviven con sus costumbres y creencias pero que podrían desaparecer a causa de la globalización o el cambio climático.

Según Puech “Esta es una recopilación de imágenes que va dejar un legado. De estas culturas podemos aprender muchas cosas. La forma de vivir con la naturaleza, la armonía entre personas o cosas más superficiales como, la manera de construir”.

Ambos han recorrido más de 60 países y ha retratado a miles de personas de los pueblos originarios. Christian Puech se hizo amigo de El Mecapal y a través de una carta explica de qué se trata su exposición.

Christian Puech y Corinne Mea visitaron Quetzaltenango. Foto: cortesía Casa Noj.
Christian Puech y Corinne Mea visitaron Quetzaltenango. Foto: cortesía Casa Noj.

Christian Puech

Explorador, fotógrafo y escritor.

En una o dos generaciones, las últimas poblaciones tradicionales que han sobrevivido a las conquistas de los cinco últimos siglos, van a desaparecer, víctimas de la globalización, de las relaciones entre blancos mestizos e indígenas o también de la dureza de las relaciones por causa del calentamiento global.

Excepto algunos pueblos como los mayas pues a pesar de que su cultura, mitos universales y cosmología están en la cuerda floja aún se practica y se aprecian en Guatemala.  Habrá sin duda en la humanidad por instinto de sobrevivencia un regreso a la apariencia “la indiferencia”, es la muerte según Edgar Marín.

De todos estos pueblos tradicionales, no supimos entender muy bien a los mayas a pesar de todos los hallazgos y búsquedas de los arqueólogos.  Sin embargo, algunas de las maneras milenarias de vivir, se respetan en el tema de proteger los recursos y la relación de los pueblos tradicionales con la biodiversidad. Esto puede ser un aporte importante para el futuro de la humanidad y del planeta.

La mayoria de imagenes intentan mostrar los rasgos y constumbres de los pueblos originarios. Foto: cortesía christian Puech.
La mayoria de imagenes intentan mostrar los rasgos y constumbres de los pueblos originarios. Foto: cortesía Christian Puech.

Esta exposición fotográfica intenta abrir todo un campo de preguntas sobre la diversidad humana, su sabiduría y su pelea improbable para la sobrevivencia y libertad de elección de vida, su tragedia frente a la destrucción de sus lugares de vida y al saqueo de recursos petroleros, mineros y forestales.  Estos pueblos tradicionales, frecuentemente vinculados con lo sagrados o en relación con lo sobre natural, tienen de que sorprenderse hoy en día por ejemplo del incremento del evangelismo en otras civilizaciones.

Por haber vivido con algunas comunidades indígenas, hemos explorado sus mundos secretos y mágicos en sobrevivencia.

Sin pretender traer respuestas, intentamos establecer convergencias culturales y sociales entre estos destinos, estos lugares singulares o místicos de vida y los eventos históricos que los constituyen.  De igual manera, cuando nuestra conciencia encuentra una realidad en peligro de extinción o indignante, capturamos el instante en su belleza o en su violencia. Es nuestra participación modesta a la historia contemporánea de la humanidad desde el punto de vista de su diversidad y de los beneficios sociales. Un trabajo de recordar la diversidad y los últimos hombres independientes y libres sobre todos los continentes.

El conocimiento de otros pueblos y civilizaciones, siendo una de las llaves “del diálogo entre las culturas” desempeña un cierto papel en el mejor vivir juntos en todos los países. Justamente, es el objetivo supremo de la cultura a la cual participamos a nivel cultural como artistas.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta