La historia comienza en 2014, cuando el titiritero quetzalteco Roberto Braham y la abogada chipriota Helene Josephides emprenden con Canícula Títeres la colosal aventura de recorrer Latinoamérica movilizándose en La Guata, una casa rodante.

Juntos crearon el proyecto En ruta por la infancia que tuvo como objetivo promover los derechos humanos y de la niñez el centro y el sur de América a través de presentaciones y talleres con títeres. Sobre todo en comunidades con índice de vulnerabilidad en el continente.

Los títeres Trukutrú y Trikitrí en la casa rodante La Guata en San Juan del Sur, Nicaragua / Foto: Canícula
Los títeres Trukutrú y Trikitrí en la casa rodante La Guata en San Juan del Sur, Nicaragua / Foto: Canícula

En total, fueron 15 los países visitados, 130 las presentaciones realizadas y más de 15 mil niños y adultos los que apreciaron la gira. Participaron también en festivales de gran importancia en el contienen como el de Cali, Colombia, que se realiza de forma bianual y es el más antiguo de Latinoamérica.

La bandera de Quetzaltenango, la ciudad donde todo inició, en una presentación en Cali Colombia /Foto: Canicula
La bandera de Quetzaltenango, la ciudad donde todo inició, en una presentación en Cali Colombia /Foto: Canicula

Braham, quien a su vez es el director de Canícula, comenta para El Mecapal que el proyecto fue auto sostenible y no tuvo ayuda de instituciones privadas o gubernamentales. Las presentaciones fueron realizadas en teatros, escuelas, orfanatos, hospitales y plazas públicas.

Roberto y Helene, las mentes maestras del proyecto. / Foto: Canícula
Roberto y Helene, las mentes maestras del proyecto. / Foto: Canícula

Los trotamundos comentan que estos dos años y medio recorriendo el continente fue tiempo suficiente para darse cuenta de la maravillosa diversidad de culturas. “Todas distintas pero todas latinoamericanas; todas de colores diferentes pero todas unidas bajo la hermandad e identidad latinoamericana. Aprendimos que hay que despertarse para realizar sueños, tomar la decisión y hacer el primer paso”, explican.

En Cristo Redentor, Río de Janeiro, Brasil / Foto: Canícula
En Cristo Redentor, Río de Janeiro, Brasil / Foto: Canícula

Canícula no se detiene y estos dos aventureros aseguran que ya preparan su gira nacional 2017 para continuar llevando su arte, esta vez a los niños del País de la Eterna Primavera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here